Desconexión aérea evidencia debilidad de políticas oficiales en materia turística

Las autoridades de la Federación de Colegios de Profesionales en Turismo de Venezuela, fijaron su posición en rechazo a la politización del sector, porque entre otras contradicciones, ha llevado a la desconexión de Venezuela con el resto del mundo.
Francisco Briceño, presidente de ese gremio, expresó mediante un comunicado, que en esa materia se comprueban las políticas públicas más penosas, desafortunadas y nocivas ejercidas desde el Gobierno nacional, al registrar en su haber un creciente cierre de empresas aerolíneas nacionales y el retiro casi masivo de las internacionales.
“Esos son, entre otros, los resultados del pujante quinto motor de la economía”, ironizó Briceño.
Mediante el escrito, rechazan las actuales condiciones en que debe operar el sector turístico, y aseguran que “la desconexión aeronáutica no solo es muestra del débil sistema que sostiene la industria, sino que también es muestra del empirismo, la ignorancia y la politización que padece la actividad turística nacional”.
En ese sentido insisten en que la desconexión aérea que en los actuales momentos arremete contra la actividad turística, especialmente contra la isla de Margarita, lo que hace es evidenciar la debilidad de las políticas gubernamentales en el área del turismo.
Briceño considera esa situación como “un plan sistemático para encerrar, esclavizar e imponer un proceso retrógrado e ideologizante al pueblo venezolano que dista mucho de las acciones de regímenes y gobiernos democráticos de libertad”.
Recalcó que el reciente cierre de la línea Aeropostal demuestra impericia del Gobierno en materia turística, pero además viene a agravar más la situación de movilización desde y hacia Margarita, repercutiendo directamente en las temporadas vacacionales.
Para el vocero gremial, el cierre de Aeropostal, luego de 88 años de operaciones, evidencia el desconocimiento del Gobierno en el área, pues, a pesar de las grandes inversiones, el sector cada día es más débil frente al desarrollo que se opera en el Caribe.
Como consecuencia de la falta de rutas aéreas, en la recién culminada temporada de vacaciones escolares comprendida entre el 17 de julio y el 17 de septiembre, ingresaron a la isla de Margarita apenas 38.642 pasajeros, cuya estadía promedio fue de tres noches y cuatro días.
Según estudios realizados por la Federación de Colegios de Profesionales en Turismo, esa cifra de visitantes representa una caída abrupta de 88,11% y una ocupación hotelera de apenas 4,49%.
Empleos en picada
Adicionalmente, Briceño subrayó que es esencial estar al tanto de estas estadísticas, por cuanto sus resultados inciden en diversas áreas, entre estas el empleo, que está siendo afectado directamente por la caída del turismo.
Explicó que la desconexión aérea afecta no solamente la entrada y salida de pasajeros a la entidad, sino los empleos directos e indirectos, al igual que el movimiento de entrada y salida de carga de diversa índole, todo lo cual cercena derechos fundamentales como la libre entrada y salida del país, el derecho al trabajo, a la libre empresa, entre otras múltiples vulneraciones flagrantes.
Compartió lo dicho por Humberto Figuera, presidente de la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela (ALAV), quien aseguró el pasado viernes que la isla de Margarita es uno de los destinos más afectados por la reducción de las frecuencias aéreas en el país.
Sobre ese tema, lamentó que Margarita llegó a contar con al menos 20 frecuencias diarias desde Maiquetía, y actualmente son muy pocos los itinerarios que logran cubrir por falta de aviones, ya que solamente está operativa el 25% de la flota nacional que estuvo conformada, en sus mejores tiempos, por 102 aviones.
Hizo también mención a la situación de Conviasa, aerolínea que además de reducir los itinerarios, no garantiza asientos para que los residentes y visitantes de Margarita puedan salir sin tener que transitar “un calvario” para conseguir boletos.
Políticas oficiales han sido nocivas para el turismo
El presidente de la Federación de Colegios de Profesionales en Turismo de Venezuela refirió que en atención al Día del Turismo, celebrado el pasado 27 de septiembre con el lema “El turismo sostenible como instrumento de desarrollo”, los profesionales exhortan a trabajar para que ciertamente se cumpla el ideal de que el turismo sea una base sólida para la economía.
Sin embargo, los profesionales advierten que eso pasa porque todos los estratos sociales venezolanos y la comunidad internacional del concierto de naciones “impulsen el restablecimiento del hilo constitucional, el respeto a los vulnerados sistemática, progresiva e intensamente, derechos humanos de los venezolanos, y con ello el restablecimiento de las garantías constitucionales venezolanas”.
Subrayan que eso debe hacerse “bajo soluciones libres, abiertas, pacíficas, ciudadanas
y electorales, previstas en el derecho internacional y la Constitución nacional”.
Agregan en el comunicado que las políticas generadas por el gobierno nacional, en lugar de consolidarlo, han resultado, además de desafortunadas, nocivas, y lo han llevado casi a su desaparición con el cierre de operaciones de aerolíneas internacionales, mientras que las que todavía operan, han reducido la frecuencia eliminando rutas, y por ende asientos para el traslado hacia y desde Venezuela en las rutas turísticas.